miércoles, julio 19

Nunca dejaré de decirlo, la vida es un círculo constante de acontecimientos y cuando vuelves a percatarte que ese círculo ha llegado a su fin, te das cuenta de que ya lo habías dibujado antes, y que cometiste los mismos errores (o aciertos) y, consecuentemente, el desenlace es prácticamente el mismo.

Y ¿que cambiar? si lo único que se puede sentir es como la pelota rebota y rebota y vuelves a recogerla y haces giros con ella en las manos. Y pensando que eres único o que eres única, pero no, es el mismo círculo de nuevo dibujado con mis propias manos.

Debe haber algo realmente diferente..., tiene que haberlo.


Tema: Orestes, A Perfect Circle

2 Comments:

Blogger Isthar said...

Yo estoy convencida de que ese círculo cambia aunque puede que se convierta en espiral, cuando hemos desentrañado la lección que llevaba implícito ;)

7/19/2006

 
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

8/06/2006

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home